IGLESIA BAUTISTA DE HERMOSILLO

Introducción


En los siguientes párrafos usted podrá informarse de manera general en lo que nosotros creemos como Iglesia. Ante todo, nosotros creemos en la Biblia y enseñamos que es la verdad perfecta inspirada por Dios. Cada una de las creencias y enseñanzas de la Iglesia Bautista de Hermosillo se deriva directamente de la Palabra de Dios. Para obtener más información detallada de nuestra doctrina, no dude en pedirnos una copia de nuestro documento doctrinal en las oficinas de la iglesia.




La Biblia


Creemos en la inspiración verbal, plena de la Biblia. El Antiguo y Nuevo Testamento definitivamente son inspirados literalmente palabra por palabra. Creemos que la Biblia es infalible, la inspirada Palabra de Dios y que es nuestra autoridad final en todo lo que respecta a la fe y a la práctica. Por razones de unidad dentro de la iglesia y fiabilidad textual, solamente usamos la versión Reina Valera 1960 de la Biblia.




Dios


Dios es una Persona, que existe eternamente, como una Trinidad en Unidad, Padre, Hijo, y Espíritu Santo, tres personas pero un solo Dios. (Deuteronomio 6:4, Mateo 26:19, 1 Corintios 8:6).




El Hijo


Cristo Jesús, quien existe eternamente, es el hijo unigénito de Dios, quien se hizo hombre sin pecado, siendo concebido por el Espíritu Santo, nacido de la virgen Maria, y es verdadero Dios y verdadero hombre. (Lucas 1:30-55, Juan 1:1-15, Filipenses 2:5-8, Colosenses 1:15)




El Espíritu Santo


Nosotros creemos que El Espíritu Santo de Dios es una persona que tiene todos los atributos de la deidad de Dios. Creemos que El Espíritu Santo ha estado siempre presente desde la creación de la raza humana. Sin embargo, creemos que El ha tenido un ministerio especial que comenzó el día de Pentecostés y que continúa hasta el día del rapto de la iglesia. Su ministerio incluye el proveer convicción del pecado y redarguir hacia una vida de santidad. El Espíritu Santo fue enviado para regenerar, santificar, sellar, y llenar a todos aquellos que han recibido a Cristo como su Salvador y Señor (Juan 3:5-6; Juan 14:16; Hechos 1:5; Hechos 11:15; I Corintios 3:16; I Corintios 6:19-20; I Corintios 12:13).




El Pecado y Salvación


El hombre fue creado a la imagen de Dios pero cayó a causa del pecado, trayendo no solamente muerte física, sino también muerte espiritual o separación eterna de Dios. Ahora toda la humanidad esta caída heredando una naturaleza pecaminosa. (Génesis 1:26-27, 2:16, 3:16-19, Romanos 3:10-23, 6:23). El Señor Jesucristo sufrió y murió en sustitución de sacrificio por el pecado del mundo entero. El resucitó físicamente de los muertos y después, ascendió al Cielo. La fe en este sacrificio es el único camino de la salvación para la humanidad. (Lucas 24, Hechos 1:9-11, Romanos 5:8-10, Efesios 1:20-23, 1 Pedro 3:18).




La Iglesia del Nuevo Testamento


La iglesia local es un grupo de creyentes, bautizados por inmersión, congregados para edificación, exhortación, y evangelismo en cumplimiento del mandato de Cristo en la Gran Comisión; predicando el evangelio a toda criatura. (Marcos 16:15, 1 Corintios 12:12, Efesios 1:22-23).




Los Últimos Días


Jesucristo mismo vendrá pronto otra vez en el aire para tomar a su Iglesia y premiar su servicio. Los incrédulos que se queden, pasarán por un período llamado La Tribulación, después del cual Cristo regresará a la tierra para establecer su Reino de mil años; después de esto, los incrédulos de todas las edades se presentarán delante del Gran Trono Blanco para ser juzgados y echados al Lago de Fuego, separados de Dios para siempre, mientras los creyentes pasarán la eternidad en la plenitud del gozo en el Cielo con el Señor. (Mateo 24: 29- 42, 1 Tesalonicenses 4:16-18, Apocalipsis 19:11-20:13).

Nuestra Doctrina